Inicio Ideas y consejos Ruido en la oficina

Ruido en la oficina

578
0
mujer con dolor de cabeza

El ruido en la oficina, contrario a lo que muchas personas podrían llegar a pensar, en numerosas ocasiones suele terminar representando un enorme inconveniente, debido a que la concentración que se requiere al estar delante de el PC o al realizar actividades administrativas acaba viéndose afectada.

En este sentido, dentro de las principales consecuencias que suele tener este problema tan común en los espacios laborales y normalmente ignorado, se incluye la reducción del rendimiento de los empleados y el incremento del estrés.

Justamente por ese motivo, se vuelve fundamental que las empresas se aseguren de tomar medidas que permitan controlar y hacer frente a los niveles de ruido dentro de la oficina; por eso, desde Deskidea trabajamos continuamente por proporcionar la más completa y variada selección de productos que realmente permitan combatir este problema.

Por eso, invitamos a seguir leyendo para poder conocer diversos consejos que ayudarán a descubrir cuáles son las mejores alternativas para disminuir el nivel de ruido en las oficinas de forma sencilla y eficaz; logrando así crear espacios laborales mucho más tranquilos y favorables para las diversas tareas que deban realizar los empleados.

¿En qué consiste el ruido?

Al hablar de ruido, se hace referencia a un tipo de sonido constante e irregular, sin ninguna pausa, caótico, Por lo que no es de extrañar que el ruido pueda llegar a dañar la salud tanto a nivel mental como físico.

Y es que contario a lo que ocurre, por ejemplo con los ojos, los oídos jamás se “cierran”, sino que se mantienen continuamente procesando cada una de las señales auditivas a su alrededor, incluso al dormir.

Cuando hay silencio, el proceso que ejecuta el cerebro para poder interpretar las señales se reduce prácticamente por completo; sin embargo, cuando hay ruido, el cerebro comienza a trabajar más, con el fin de interpretar o descartar las señales.

Es precisamente por eso que el ruido dentro de los espacios de trabajo suele terminar causando que los empleados experimenten una gran disminución en su capacidad de concentración y su rendimiento, y en consecuencia, también implica un aumento de su nivel de estrés.

Consejos para reducir el ruido dentro de las oficinas

Por lo general, en una oficina pueden existir ruidos que son causados por distintos tipos de fuentes y pueden llegar a afectar en gran medida a los empleados.

Esa es la razón por la cual se vuelve esencial que las empresas se aseguren de disponer de áreas de trabajo que tengan un mínimo nivel de ruido, ya que de lo contrario solo terminarán comprometiendo el bienestar de sus trabajadores y fomentando la disminución tanto de su concentración como de su productividad.

Conscientes de eso, desde Deskidea queremos presentar una selección de consejos que pueden ayudar a controlar los niveles de ruido en la oficina, señalando algunos productos o herramientas que pueden ser muy útiles y que pueden encontrarse con gran facilidad en nuestra tienda online, por una excelente relación precio/calidad:

Utilizar mamparas de oficina

Las mamparas de oficina tradicionales no se tratan de una herramienta únicamente apropiada para delimitar espacios, ya que además tienen la capacidad de amortiguar un gran nivel de ruido.

Sin embargo, en aquellos casos donde el ruido dentro de las oficinas resulta demasiado alto, tal vez una mejor opción sería apostar por mamparas de oficina insonorizadas.

Gracias a ellas, además, se logra limitar el número de personas que pueden estar dentro de una determinada zona de la oficina, y a la vez se consigue crear diversos despachos. De la misma forma, destacan por suponer una solución bastante idónea para poder garantizar tanto la privacidad de los trabajadores como la confidencialidad de los posibles clientes.

Invertir en soluciones tecnológicas

Apostar por las últimas herramientas tecnológicas podría suponer, igualmente, otra gran opción para hacer frente a los elevados niveles de ruido dentro de una oficina.

Un buen ejemplo de esto podrían ser optar por auriculares especiales, y es que dentro del mercado existen productos como los auriculares de cancelación de ruido que pueden ser muy acertados para aquellos trabajadores que deben recibir llamadas mientras están en su escritorio.

Los mismos ayudan a impedir que cualquier ruido externo termine afectando la conversación tele

Crear salas silenciosas

También sería muy conveniente creas salar silenciosas en las que los trabajadores tengan la posibilidad de concentrarse en sus tareas sin verse afectados por las distracciones externas.

Para esto, podría ser muy conveniente el uso de materiales aislantes alrededor de las paredes para impedir que el ruido generado en alguna habitación pueda escucharse en otra.

Asimismo, resultaría conveniente tomarse un tiempo para llevar a cabo un análisis de aquellos elementos de la oficina que producen un mayor ruido, para así poder asegurarse de ubicarlos en espacios donde no molesten las labores realizadas por los empleados.

Así, por ejemplo, habría que evitar colocar una destructora de papel a un lado del escritorio de un trabajador que constantemente debe leer información delicada y cuyas labores exigen concentración.

Utilizar fotocopiadoras, fax e impresoras de bajo ruido

Aunque existe la opción de implementar un espacio aparte de la oficina en el cual colocar aparatos de uso cotidiano como destructoras, impresoras, fax y fotocopiadoras, etc., lo cierto es que suelen hacer una gran cantidad de ruido.

Por eso, también podría ser ideal apostar por máquinas que tengan un reducido nivel de ruido, de modo que su uso no afecte de forma negativa las actividades que los trabajadores puedan estar efectuando a su alrededor.

Contar con protectores auditivos

Cualquier empresa que desee lograr que la jornada laboral de sus trabajadores transcurra con mayor tranquilidad y sea más productiva, sin duda, tiene que saber combatir el ruido que puede haber en la oficina.

En este sentido, una solución que podrían ofrecer a sus empleados consiste en proporcionarles artículos que permitan reducir el ruido, por ejemplo, cascos antiruidos o protectores auditivos.

Este tipo de productos se caracteriza por ser un tipo de equipo de protección individual, cuya función principal consiste en ofrecerle a los oídos la protección necesaria, sobre todo, frente al ruido.

Artículo anteriorRuido en la oficina
Artículo siguienteBolígrafos para opositores

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí