Inicio Guías de uso Tipos de pizarras: ¿cuál elegir?

Tipos de pizarras: ¿cuál elegir?

319
0
pizarra de acero vitrificado

Las pizarras destacan por tratarse de un elemento que resulta esencial no solo dentro del ámbito de la enseñanza (incluyendo colegios, universidades, institutos, etc.), sino también en el interior de las oficinas e incluso, en las viviendas.

En Deskidea tenemos diversos tipos de pizarras, ¿cuál es más apropiado?

Por lo general, se utilizan con el fin de presentar un trabajo y/o exponer algún tema; así, por ejemplo, en el sector educativo suelen usarse para elaborar resúmenes y/o esquemas de las diversas asignaturas, realizar ejercicios y corregir los deberes.

posibilidades pizarras en oficina

Por su parte, dentro de las oficinas, normalmente los empleados las usan con el propósito de presentar proyectos y/o diseñar estrategias, etc.

Ahora bien, haciendo a un lado los diversos usos que pueden tener las pizarras, desde Deskidea deseamos señalar que uno de los aspectos más destacables de estos artículos es que, sin importar su tipo, suelen ser perfectamente reutilizables. Asimismo, proporcionan una gran superficie sobre la cual poder escribir y/o dibujar, siendo posible borrar fácilmente y comenzar otra vez en caso de cualquier error.

Esto es así, debido a que los distintos tipos de pizarras que se pueden encontrar actualmente, admiten el uso tanto de rotuladores como de tizas borrables.

Al momento de adquirir una pizarra, es posible que surjan algunas dudas, ya que hay distintos tipos de pizarras, los cuales poseen diversas características, incluyendo sus propias ventajas e inconvenientes. Por lo que según el uso que se le quiera dar, es mejor elegir uno u otro tipo de pizarra; y es precisamente por eso, que desde Deskidea deseamos presentarte las diferentes clases de pizarra disponibles:

Pizarras blancas

Destacan por ser las más usadas, especialmente dentro de oficinas y academias; siendo común que los modelos más grandes se utilicen tanto dentro de los institutos escolares como en las oficinas, mientras que las de menor tamaño, resultan más apropiadas para un uso doméstico, por ejemplo, para organizar las tareas de la semana, hacer la lista de la compra y/o apuntar fechas importantes.

Las mismas se usan con rotuladores borrables para poder escribir sobre ellas.

Pizarras blancas magnéticas

Consisten en pizarras blancas, las cuales se distinguen por tener un tablero magnético que ofrece la posibilidad de fijar señalizadores y/o imanes magnéticos con el propósito de poder adherir cualquier cosa necesaria a la pizarra.

Este tipo de pizarras poseen una mayor resistencia y, en consecuencia, también son más duraderas.

Se usan con roturadores borrables y para eliminar lo escrito, basta con usar un borrador e incluso un trapo.

Pizarras de corcho

Usualmente llamadas tableros de corcho, son una clase de pizarras que suelen usarse con la finalidad de fijar cualquier tipo de documentos en ellas, al igual que carteles, papeles y/o imágenes; para hacerlo, requiere el uso de chinchetas, o en su defecto, de cinta.

Por lo general, tienen una gran demanda dentro de oficinas y despachos, dado que permiten mantener la información más importante a la vista en todo momento.

Pizarras de cristal magnéticas

Este tipo de pizarras se encuentran especialmente destinadas a oficinas, al igual que para el ámbito hostelero e incluso es posible darles un uso doméstico, ya sea en la cocina o dentro de los dormitorios infantiles/juveniles.

Requiere el uso de rotuladores borrables y también admite la utilización de imanes. Suelen estar disponibles en diversos colores, por lo que resultan bastante decorativas; y sencillas de instalar.

Pizarras de acero vitrificado

Los modelos de acero vitrificado se presentan como la siguiente alternativa cuando de prestaciones se trata, aunque las mismas sacrifican el diseño atractivo en diversos colores que poseen las pizarras de cristal magnéticas y, apuestan por el tradicional color blanco.

Sin embargo, el acero vitrificado destaca por ser capaz de proporcionar las mismas prestaciones que ofrece el cristal imantado con relación a durabilidad, ofreciendo así una gran resistencia frente a las ralladuras, productos químicos agresivos, golpes y, calor  

Pizarras de melamina

Destacan por suponer la alternativa más asequible cuando de pizarras se trata, al igual que la más limitada al hablar sobre la durabilidad y resistencia del material, frente a los posibles golpes o arañazos.

Cabe mencionar que la melanina, en esencia, consiste en un material destinado al recubrimiento de muebles, aunque en este caso, se adapta especialmente par permitir escribir sobre ella usando un rotulador seco.

Por eso, lo mejor es apostar por este tipo de pizarras al querer utilizarlas de manera muy esporádica, dado que al darles un uso continúo es posible que se desgaste rápidamente y sea preciso adquirir una nueva en un corto periodo de tiempo.

Pizarras de acero lacado

Al hablar de acero lacado en las pizarras, se hace referencia al acero que ha sido recubierto a través de una capa de pintura, resina, laca o algún otro material pensado para este fin.

A pesar de ese recubrimiento, al contar con una base de acero, estas pizarras continúan siendo magnéticas, aunque tienen un menor grado de resistencia ante los golpes o arañazos, ya que es posible que llegue a saltar una lasca del recubrimiento como consecuencia de algún impacto, ya sea al caer al suelo o por golpearse con un objeto contundente.

Resultan muy apropiadas para darle un uso cotidiano, pero no intensivo; ya que a medida que se utilice y pase el tiempo, el recubrimiento con resina aplicado sobre la superficie, suele terminar ennegreciéndose, a causa de las manchas dejadas por los rotuladores, e incluso su capacidad antiadherente podría disminuir.

Pizarras laminadas

Finalmente, del mismo modo que los modelos de acero lacado, las pizarras laminadas cuentan con una superficie recubierta mediante una capa de resina especialmente destinada a pizarras, aunque no suele estar fabricada con acero.

Al momento de crear este tipo de pizarras, diversas láminas de material (el cual puede ser plástico o madera) son sometidas a presión, razón por la cual adquieren el nombre de pizarra laminada.

Y debido a que no poseen base de acero, no consisten en pizarras magnéticas. Además, ciertos modelos laminados no suelen incluir lacado y podrían contar con otra clase de superficie, como es el caso de las pizarras de tiza tradicionales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here